profepa

Detenido en San Luis Potosí un presunto traficante de vida silvestre

•Trataba de vender pieles, cráneos y otras partes de animales, algunos en peligro de extinción


Una persona que en pleno Centro Histórico de la ciudad de San Luis Potosí pretendía vender a los turistas nacionales y extranjeros un total de cinco pieles, cinco cráneos, 17 uñas, una garra y una pata de animales silvestres, algunos de ellos protegidos o en peligro de extinción, fue detenido por elementos de la Policía Estatal, a petición de la Delegación de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) en esa entidad, y consignado ante el Agente del Ministerio Público Federal por delitos contra la biodiversidad, pues no pudo comprobar su legal procedencia.

Lo anterior se dio gracias a una denuncia anónima ante la Profepa y el presunto traficante fue localizado precisamente en una acera de la Plaza de Aranzazú, cuando tenía expuestos en el piso y listos para su venta al público, los siguientes ejemplares, partes y productos de fauna silvestre:

Cantidad Nombre común Nombre científico NOM-059-SEMARNAT-2010 CITES
1 piel Gato montés Lynx rufus Sí
1 piel Venado cola blanca Odocoileus
virginianus
1 cráneo Jabalí Pecari tajacu
1 cráneo Puma Felis concolor Sí
1 piel Tigrillo o margain Felis weidii Sí Sí
2 pieles Ocelote Felis pardalis Sí Sí
1 cráneo Coatí Nasua narica
1 cráneo Mono araña Atheles geoffroyi Sí Sí
1 cráneo Mapache Procyon lotor
17 uñas Felino Sin identificar
1 garra Felino Sin identificar
1 pata Ave rapaz Águila pescadora


Como puede apreciarse, de los ejemplares, partes y productos asegurados, los denominados tigrillo o margain (Felis weidii), ocelote (Felis pardalis) y mono araña (Ateles geoffroyi), se encuentran catalogados como "En Peligro de extinción (P) no endémicos", conforme a lo establecido en la NOM-059-SEMARNAT-2010 , en tanto que el gato montés (Lynx rufus) y el puma (Felis concolor), además, están contemplados en el Ápendice II (dos) de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna Silvestre (CITES), de la cual México es país signatario.

Según el Artículo 420 fracción IV del Código Penal Federal, el poseer, acopiar o transportar algún ejemplar, sus productos o subproductos y demás recursos genéticos, de una especie de fauna silvestre, considerada endémica, amenazada, en peligro de extinción, sujeta a protección especial o regulada por algún tratado internacional del que México sea parte, es un ilícito grave, sin derecho a la libertad bajo fianza, por lo que la sanción que, en su momento, puede imponerle el Juez de la causa, va de uno a nueve años de prisión, pudiéndose aumentar hasta con tres años más, por realizar estas actividades con fines comerciales.

PROFEPA, MÉXICO - ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2010